miércoles, 3 de junio de 2015

Mock Draft 2015

El mes de junio aguarda las Finales como colofón, pero también una locura que suscita expectación y rumores a partes iguales. El Draft se acerca, con todo lo que ello conlleva. Habladurías y cábalas sobre una noche donde una nueva generación llega mientras las franquicias meditan como en unas horas puede cambiar el futuro de su equipo. 
draftexpress.com
Por ello, desde Sentimiento AyN nos unimos al frenesí de las predicciones con nuestro particular mock del NBA Draft 2015.


1ª ronda

1. Minnesota Timberwolves: Karl Anthony-Towns
2. Los Angeles Lakers: Jahlil Okafor
3. Philadelphia 76ers: D’Angelo Russell
4. New York Knicks: Justise Winslow
5. Orlando Magic: Kristaps Porzingis
6. Sacramento Kings: Willie Cauley-Stein
7. Denver Nuggets: Emmanuel Mudiay
8. Detroit Pistons: Mario Hezonja
9. Charlotte Hornets: Stanley Johnson
10. Miami Heat: Myles Turner
11. Indiana Pacers: Kelly Oubre
12. Utah Jazz: Frank Kaminsky
13. Phoenix Suns: Devin Booker
14. Oklahoma City Thunder: Cameron Payne
15. Atlanta Hawks: Sam Dekker
16. Boston Celtics: Bobby Portis
17. Milwaukee Bucks: Trey Lyles
18. Houston Rockets: Tyus Jones
19. Washington Wizards: Kevon Looney
20. Toronto Raptors: Rondae Hollis-Jefferson
21. Dallas Mavericks:  Jerian Grant
22. Chicago Bulls: Montrezl Harrell
23. Portland Trail Blazers: Christian Wood
24. Cleveland Cavaliers: Justin Anderson
25. Memphis Grizzlies: RJ Hunter
26. San Antonio Spurs: Delon Wright
27. Los Angeles Lakers: Rashad Vaughn
28. Boston Celtics: Jarrell Martin
29. Brooklyn Nets: Cliff Alexander
30. Golden State Warriors: Robert Upshaw

2ª ronda

31. Minnesota Timberwolves: Jordan Mickey
32. Houston Rockets: Chris McCullough
33. Boston Celtics: Aleksandr Vezenkov
34. Los Angeles Lakers: Terry Rozier
35. Philadelphia 76ers: Mouhammadou Jaiteh
36. Minnesota Timberwolves: Timothe Luwawu
37. Philadelphia 76ers: George de Paula
38. Detroit Pistons: Andrew Harrison
39. Charlotte Hornets: Dakari Johnson
40. Miami Heat: Olivier Hanlan
41. Brooklyn Nets: JP Tokoto
42. Utah Jazz: Norman Powell
43. Indiana Pacers: Michael Qualls
44. Phoenix Suns: Guillermo Hernangomez
45. Boston Celtics: Richaun Holmes
46. Milwaukee Bucks: Michael Frazier
47. Philadelphia 76ers: Cedi Osman
48. Oklahoma City Thunder:  Chris Walker
49. Washington Wizards: Rakeem Christmas
50. Atlanta Hawks: Jonathan Holmes
51. Orlando Magic: Joseph Young
52. Dallas Mavericks: Marc García
53. Cleveland Cavaliers: Alan Williams
54. Utah Jazz: Arturas Gudaitis
55. San Antonio Spurs: Nedim Buza
56. New Orleans Pelicans: Aaron White
57. Denver Nuggets: Dani Díez
58. Philadelphia 76ers: Tyler Harvey
59. Atlanta Hawks: Nikola Milutinov
60. Philadelphia 76ers: Moussa Diagne

Undrafted destacados:
  • Terran Petteway
  • Aaron Harrison
  • Brandon Ashley
  • Alpha Kaba
  • Quinn Cook
  • Treveon Graham
  • Ryan Boatright
  • Anthony Brown
  • Keifer Sykes
  • Kevin Pangos
  • Travis Trice
  • Sir’ Dominic Pointer


sábado, 30 de mayo de 2015

El Barcelona finiquita por la vía rápida y es semifinalista (74-80)

El FC Barcelona finiquitó los cuartos de final por la vía rápida ganando al FIATC Joventut por 74-80. En un partido que no se decidió hasta el último cuarto, los verdinegros tiraron de garra para intentar la machada y murieron con la cabeza bien alta.
Foto: ACB
Última bala para la Penya. O vencían este partido o ponían punto final a una temporada de bandera. Necesitaban la remontada y una espectacular afición iba a apoyarles. El Barcelona, por su parte, no quería el tercer partido. Las primeras acometidas vinieron del equipo que vestía los colores de la senyera, endosando un parcial 0-7 culminado por un triple de Abrines. Los de Maldonado no lo iban a poner tan fácil como el jueves y enseguida apretaron los machos (5-9, min 5). Aunque la intensidad no faltó en ningún bando, los azulgrana eran superiores y encontraban huecos en la defensa verdinegra. Vidal volvía a apretar las cosas desde la distancia (15-17, min 9). Llovet fue el encargado de poner las tablas. Resultaba difícil frenar a un Barcelona que enchufó 7/7 en tiros de 2 en el primer cuarto.

En el segundo cuarto, el FIATC Joventut siguió apretando. Kirskay ponía por delante a los suyos nada más empezar y el partido se volvió un poco alocado (24-24, min 13). Miralles era la mejor arma de los de Maldonado, mientras que en el Barça sorprendió la actuación de Navarro. Ambas escuadras seguían aguantando un partido de mucho contacto (31-31, min 17). Esta tónica de igualdad continuó durante todo el cuarto, que acabó 36-38. Todo estaba por escribirse. 

Tras la reanudación, un juego brusco y parado siguió tuviendo lugar en el parqué badalonés, la anotación era escasa y procedente de la línea de tiro libre (41-45, min 24). El Olímpic seguía alentando a sus jugadores, extramotivados. Hannah protagonizó un triple que devolvía el liderazgo a los de casa (46-45, min 27). Satoransky seguía sumando y registraba 10 puntos para 18 de valoración, mientras que Tomic ya se alzaba a los 9 rebotes. Navarro daba oxígeno a los de la Ciudad Condal con 5 puntos consecutivos, que les permitía finalizar el tercer cuarto 7 arriba (47-54).

Para colmo, Abrines abría los 10 últimos minutos con un lanzamiento de 3 convertido, que otorgaba a los culés la máxima diferencia del partido (47-57, min 31). En ese momento empezó una guerra de triples que no iba a favorecer los intereses de la parroquia local: Huertas, Miralles y Lampe encontraban premio (53-62, min 34). Qué duro iba a ser para la Penya este parcial. Empezaron a encajar puntos gracias a la muñeca de los hombres de amarillo en el peor momento. El tiempo se agotaba y el FIATC Joventut no conseguía la machada. La gente empezaba a abandonar el pabellón. Aún y así, lucharon hasta el final y mostraron una actitud digna. Suton disminuía la diferencia (69-76, min 39). Kirskay anotaba otra más. Los verdinegros decidieron no cometer falta, cosa que aprovecharon los culés para circular el balón a sus anchas. El partido murió ahí y el marcador fue de 74-80. Se acabó la temporada para la Penya, mientras que el Barça se enfrentará en la final al Unicaja.

jueves, 28 de mayo de 2015

El Barcelona barre al FIATC Joventut y tendrá match ball (77-55)

Golpe de efecto. El Barcelona consiguió el triunfo en el primer partido de cuartos de final contra el FIATC Joventut por 77-55. Sin perder el liderato en ningún momento, los de Pascual toman ventaja en la serie y el sábado tendrán el primer match ball en Badalona.
Foto: ACB
Barcelona y Penya se veían las caras de nuevo en playoff 7 años después. En esta temporada regular, los primeros barrieron a la Penya en su casa y éstos vencieron en el Palau con el famoso 'Sutonazo'. Firmando una temporada más que notable, empezaba el fuego real para ambos. En una serie a 3 partidos, vencer en el primer encuentro es sumamente importante, así que los dos combinados salieron a por ello desde el principio. Los de Pascual eran los primeros que tomaban la iniciativa en ataque, incisivos y con garra. Satoransky en la dirección y un juego explosivo (11-5, min 5). Tomic empezó inspiradísimo en la pintura, imponiendo su ley ante la defensa de Savané. Los azulgranas tomaban algo de distancia (17-8, min 8) y siguieron apretando para secar a la Penya en ataque. Los de Maldonado encontraban serias dificultades para anotar, cosa que aprovechaban los locales.

El conjunto verdinegro recortaba el gran colchón de puntos existente gracias a dos triples casi consecutivos de Ventura y Suárez. Doellman y Huertas conectaban a la perfección en plano ofensivo (35-19, min 17). La anotación del bando blaugrana estaba bastante repartida, siendo el claro ejemplo de juego en equipo y eficaz. El FIATC Joventut, por su parte, obnubilado pero sin dejar de morder. Los jugadores enfilaban los vestuarios con el marcador reflejando un aplastante dominio de los de casa, que doblaban puntuación (42-21).

Aunque el tercer cuarto empezó bastante trabado, dos triples de Kirskay y de Llovet hacían seguir creer a los badaloneses en la remontada. La batalla por el rebote la dominaban los de la Ciudad Condal, cosa que propiciaba puntos de segundas oportunidades que no convenían para nada a la Penya (52-32, min 25). A continuación tuvo lugar una continua sucesión de canastas de ambos lados y la diferencia no disminuía. 20 puntos, tal y como estaban jugando, parecía una proeza realmente improbable (59-39, min 28). Llegábamos al final del tercero con 62-41.

Lejos de bajar los brazos, el FIATC Joventut no perdió la esperanza hasta que lo encontró definitivamente imposible. Hombres como Hannah, Mallet o Savané mantenían a una Penya ilusionada hasta el final (64-46, min 33). Los minutos finales sirvieron para que los hombres destacados siguieran engrosando sus registros: tres jugadores superaban los 10 puntos (68-50, min 36). El marcador final fue de 77-55, y a la Penya se le pone la eliminatoria muy cuesta arriba, obligándose a sí misma a vencer en Badalona y otra vez en el Palau. ¿Imposible? Para nada. ¿Improbable? Bastante.

lunes, 18 de mayo de 2015

El Olympiacos da la cara tras la final

Con caras de tristeza y de profunda decepción, algunos de los integrantes del Olympiacos dieron la cara para ofrecer declaraciones ante la prensa y explicar lo sucedido en la final.
Foto. EFE
Vassilis Spanoulis:

"Ellos jugaron mejor, jugaban en casa, lo querían más. Es una gran decepción para nosotros".

"Nos faltó energía, lo dimos todo contra el CSKA, controlamos el partido hasta el segundo cuarto pero luego cometimos pérdidas y malas elecciones. Volvimos en el tercer cuarto pero Carroll metió varios tiros y ya no tuvimos energís para volver al partido".


Ioannis Sfairopoulos:

"Antes que nada quiero felicitar al Real Madrid porque ha ganado el título después de muchos años. Han jugado muy bien y merecían ganar".

"El Madrid tiene una plantilla excelente, en todas las posiciones tiene a dos o tres grandes jugadores, jugaban en casa y ante sus aficionados. Las circunstancias eran difíciles para nosotros".

"Lo hemos hecho muy bien en el primer cuarto, pero ofensivamente no hemos estado nada bien, con porcentajes en el tiro libre muy bajos, impropios de una final. Nos ha faltado energía".

"Creo que los triples de Carroll en el tercer cuarto, cuando habíamos recuperado el marcador, han sido el punto de inflexión, porque ya no pudimos contener otra vez al Real Madrid".

"Haber perdido es una decepción, pero hemos jugado una final más. La temporada no comenzó bien para nosotros, pero hemos llegado hasta aquí y no puedo más que felicitar a todos mis jugadores por el esfuerzo realizado".

La euforia se apodera del Madrid

La alegría contenida durante todo el fin de semana y, por qué no decirlo, durante toda la temporada, ha explotado tras conseguir llevarse una Final Four 20 años después. Esto es lo que han dicho los protagonistas.
Foto: Euroleague
Sergio Rodríguez:

"Hay que celebrarlo. Han sido tres años muy largos. Se había hablado mucho de jugar finales y había que competir en una final y ganarla. Ahora a difrutar y a celebrarlo".

"Desde el principio hemos tenido claro a qué jugar hoy ante un rival dificilísimo. Este es un suelo hecho realidad y un peso de encima muy grande".


Gustavo Ayón:

"Todo el año hablando de esto... ahora esperemos que la gente lo disfrute como lo estamos disfrutando nosotros".

"La Liga hay que trabajarla. Tenemos equipos muy duros y hay que trabajar para llegar a ese título también".


Andrés Nocioni:

"Lo di todo, no hice otra cosa. Ha sido una gran victoria, Olympiacos es un equipo increíble. Le ganamos en personalidad, no anduvimos nada finos pero jugamos con mucha energía, muy bien en defensa, ganamos el rebote. A veces hay que empujar, jugar el partido y ya está".


Marcus Slaughter:

"Esta noche me voy a la Cibeles y me voy a lanzar al agua. Es el mejor momento de mi carrera en el baloncesto. Ha sido difícil de ganar, hemos perdido dos años seguidos pero hemos encontrado el camino para ganar una".


Pablo Laso:

"Es difícil encontrar las palabras, realmente estoy muy, muy feliz, por mis jugadores primero, que han hecho un trabajo excelente durante todo el año, superando todas las circunstancias adversas que hemos tenido".

"Eso es lo que pido en todos los partidos, mantenernos juntos y eso significa mucho cuando tienes jugadores que son estrellas".

"Mi objetivo aquí desde el principio fue darle valor al Real Madrid de baloncesto. Para mí era importantísimo que volviéramos a ser un equipo reconocido y reconocible. Eso era más importante, más que los títulos, aunque en el Real Madrid tienes la obligación de jugar por cada título".


Sergio Llull:

"La Euroliga es lo mejor que puedes ganar a nivel de clubes, el equipo lo ha merecido mucho. Hemos luchado mucho, no sólo este año, sino en años anteriores, y aquí está la recompensa al trabajo bien hecho".

"Yo creo que sabe bien porque es una Euroliga, el rival daba un poco igual. A lo mejor sabe mejor porque Fenerbahce y Olympiacos han sido grandísimos rivales, difíciles, clásicos de la Euroliga. Todos hemos aportado nuestro granito de arena para conseguir esta victoria tan importante".

"Los objetivos son estar arriba, llegar a las finales y ganarlas. Es la responsabilidad que conlleva esta camiseta, eso es lo que hay, convivimos con ello y estamos orgullosos de haber conseguido esto".

Andrés Nocioni, MVP de la Final Four

Andrés Nocioni fue elegido como MVP de la Final Four tras vencer la final ante Olympiacos. Su participación en ambos partidos ha sido determinante, y la prensa ha votado por unanimidad al exterior argentino como mejor jugador.
Foto: Euroleague
Una vez conquistada Europa en la finalísima, al término del encuentro Andrés Nocioni fue reconocido como MVP de la competición. El 'Chapu' ha jugado un papel clave en la escuadra blanca, firmando 18 de valoración viernes y domingo.

En la semifinal, Nocioni protagonizó 12 puntos, recibió 7 faltas, capturó 6 rebotes y regaló 1 asistencia; mientras que en la final, metió la misma cantidad de puntos, recogió 3 rebotes, fue objeto de 3 faltas y dio 2 asistencias.

El sudamericano fue determinante en jugadas puntuales del encuentro, haciendo elevar voces de 'MVP, MVP' desde la grada. Además, Nocioni se ha convertido en el MVP más veterano desde que en 1996 lo fuera un tal Dominique Wilkins.

¡Felicidades, Andrés!

domingo, 17 de mayo de 2015

El Real Madrid besa el cielo y es Rey de Europa 20 años después (78-59)

Hicieron falta 20 años y 3 finales. Ha sido en 2015 cuando el Real Madrid se ha proclamado campeón de la Final Four superando al Olympiacos por 78-59. Ese Olympiacos que le quitó la copa en 2013. En su casa, con su gente, en Madrid. La Euroliga es blanca.
Foto: ACB
Y la batalla comenzó. Los primeros compases fueron de extrema precaución, nadie quería arriesgar más que el otro. Empezábamos a ver buenísimas acciones como el 2+1 de Dunston o el triple de Llull. La batuta del encuentro aún estaba en tierra de nadie (9-8, min 5). Lojeski empezaba a encontrar también fortuna de cara al aro y aportaba dinamismo a un Olympiacos cuya afición estaba entregada a más no poder. Había muchísimo en juego. Ayón tenía que ser cambiado con dos faltas personales (12-13, min 6), mientras Lojeski seguía avasallando con su lejana puntería (2/2 en triples y 10 puntos)

Sfairopoulos recibió poco después una técnica por protestar un posible tapón ilegal. Llull también convertía sus primeros puntos. El plan de Laso para frenar a Spanoulis de momento estaba funcionando casi a la perfección. Nocioni era el encargado de aplicar una férrea defensa sobre él. El marcador al final del primer cuarto fue de 15-19.

Parecía que el Olympiacos se iba creciendo poco a poco y empezó a llevar la iniciativa ofensiva del choque. Hunter la hundía para abajo con contundencia imponiéndose en la pintura (15-21, min 12). La pizarra de Sfairopoulos dibujaba un plan para negar el rebote ofensivo de los blancos, ahogados en algunos ataques. Maciulis y su triple empataban la contienda a 22, momento en el que Spanoulis regresaba al parqué. Petway era castigado con una antideportiva por reinicidir una falta. Era el puro reflejo de un Olympiacos con la palabra dureza en sus genes.

El electrónico reflejaba liderazgo local gracias a otro triple de Maciulis. No lo hacía desde el 2-0 de inicio (28-25, min 17). Los siguientes ataques fueron provechosos para el Real Madrid, extramotivado por revalidar el título 20 años después. La parroquia local enloquecía con el Chapu, y Sfairopoulos pedía tiempo muerto (30-26, min 18). Rudy Fernández estuvo avispado en la recuperación de balón y anotaba otra canasta importante; después, forzó una falta en ataque. Para poner el colofón a la primera mitad, K.C. Rivers anotó desde más allá de 6'75 y, al descanso, el Real Madrid vencía momentáneamente al Olympiacos 35-28.

Como un tiro. Así se puede definir el inicio de tercer cuarto del Real Madrid. 5 puntos seguidos de los de Laso ensanchaban más la diferencia en el marcador, que superaba la barrera psicológica de los 10 puntos (40-29, min 23). Reyes era sustituido por prudencia tras cometer su cuarta falta personal. Lojeski era una lacra constante para la defensa del Real Madrid, sumó su tercer triple y arrastraba consigo 15 puntos. Resultado: parcial 0-12 de Olympiacos (40-41, min 26). Printezis era el que volvía a poner por delante a los helenos.

El partido se volvió loco. Carroll encadenaba 3 triples consecutivos y se producía otra alternancia más en el marcador (49-43, min 29). Un Jaycee Carroll que veía el aro como si de una piscina se tratase y que firmaba un tercer cuarto espléndido. Ya llevaba 16 puntos. Sergio Rodríguez materializaba una fácil bandeja que volvía a engrandecer la distancia entre ambos conjuntos. Al final del tercer cuarto, Olympiacos perdía 53-46. Debían remontar 7 puntos para alcanzar la gloria. Y tenían 10 minutos.

Nocioni abría el último acto con un triple contrarrestado por dos poderosos mates de Hunter (56-50, min 33). Los minutos se sucedían y Olympiacos pasaba muchos apuros para recortar diferencias. La diferencia era más que salvable, pero la concentración de su rival les impedía remontar la contienda. Otra vez más, Nocioni apuntalaba desde el exterior y castigaba a los helenos con su muñeca. Las cosas se ponían feas para los de Sfairopoulos (65-55, min 35). 

No fue por falta de coraje, ni mucho menos, pero el Olympiacos veía que la Final Four se le espaba. La diferencia era ya muy grande, y el tiempo muy reducido (69-55, min 38). Los aficionados más optimistas ya celebraban el título, pero los griegos no iban a bajar los brajos hasta la bocina final. Una canasta de Llull parecía certificarlo totalmente (71-55, min 39). Era demasiado, efectivamente. El final de partido tuvo como protagonista a un Spanoulis cabreado consigo mismo y algunas técnicas por celebrarlo antes de tiempo. Por fin, Reyes de Europa. Maccabi tiene nuevo heredero. El Real Madrid.